Tienes planeado realizarte una liposucción? Aquí algunos mitos sobre este procedimiento

En torno a 12.000 personas se realizan cada año una liposucción en España, según el crónica estadístico La cirugía estética en España, de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre).

Esta intervención es la más demandada en ese país, por detrás del aumento mamario, y pese a que la técnica es muy segura y se lleva realizando desde hace bastantes abriles todavía existen muchos mitos sobre esta intervención quirúrgica: el más popular es que es útil para adelgazar.

La finalidad principal de la liposucción es absorber sebo presente en zonas muy localizadas del cuerpo. Es asegurar, es necesario que exista un acúmulo de sebo previo en alguna parte del cuerpo para poder realizar la intervención. Adicionalmente, otros requisitos indispensables son que el paciente en cuestión sea mozo y con una piel sana para que ésta sea elástica, ya que el malogrado que produce la liposucción puede dar área a que la piel se quede colgando. Cristino Suárez, presidente de la Secpre, recomienda a los pacientes que estén pensando someterse a esta cirugía no tener estrías ni sobrevenir engordado y adelgazado de forma considerable.

Suárez explica que el perfil principal de quienes se someten a esta operación suele ser siempre el mismo: “hombres y mujeres de mediana vida con cartucheras”. Igualmente indica que existe otro tipo muy frecuente en el mismo perfil de personas que es la liposucción estomacal. En ocasiones, esta sebo que se elimina se inyecta en otros sitios para resaltar la silueta corporal.

Adicionalmente, una vez realizada se deben cuidar los hábitos alimenticios, hacer deporte y quitar los hidratos de carbono, entre otras medidas.

Mitos: Entre las creencias populares, algunas de las más frecuentes son las siguientes:

1. Esta técnica es útil para adelgazar

Traidor. La liposucción, como ya se ha explicado anteriormente, solo puede realizarse en partes en las que la sebo está muy localizada. Es asegurar, los pacientes que quieren adelgazar tienen que acogerse a otro tipo de cirugías.

2. La piel debe estar sana

Seguro. Es importante que las pieles sean tersas y jóvenes para que sean elásticas y no se queden colgando tras el malogrado que produce la liposucción, tal y como indica Suárez.

3. Tras someterse a una liposucción, no se vuelve a engordar después

Traidor. Sí que hay posibilidades de que esto suceda.
Tal y como explica el avezado de la Secpre, “lo que se produce es una aspiración de adipocitos, que una vez que son aspirados no vuelven a reproducirse. Sin requisa, los que no han sido aspirados sí que pueden retornar a crecer”. Es asegurar, la sebo podría retornar a reproducirse en la zona en la que estaba localizada.

4. Las técnicas nuevas son más ventajosas

Mentira. Incluso pueden producir más complicaciones. Técnicas como los ultrasonidos, la liposucción láser o la criolipólisis no son mejores que la liposucción.

5. El precio no importa

Mentira. Es importante acogerse a un cirujano plástico cualificado en un hospital. Se debe huir de los precios excesivamente bajos, que podrían ser signo de mala calidad.

Consejos

El experto recomienda a los pacientes acogerse a un cirujano cualificado en este campo encima de tener muy clara la valor que se va a tomar, puesto que es una operación quirúrgica que conlleva riesgos.

Algunas de estas complicaciones tienen área cuando se realizan liposucciones muy grandes, ya que al movilizar tanta cantidad de sebo puede absorberse por vía venosa y pueden producirse embolias pulmonares, aunque no es frecuente.

Share Button

Related posts